-->

COCINITA DE ANDAR POR CASA


Uno de los primeros objetos que Eva fabricó para la que en ese momento fue la Sala de Profesiones, fue la mini cocinita, elaborado con un mueble de IKEA muy barato y tanta creatividad y sencillez que sigue teniendo visitas cada día.

La cocinita es un juguete imprescindible en cualquier hogar o espacio con niños. El juego de las comiditas es eje en el mundo simbólico de muchos niños y niñas hasta los 6 años (o más).
 
Mostrando cocinita 2.JPG
El mueble superior es herencia de abuela.

En La Caracola nos enamoran los juguetes artesanales, preferiblemente si están fabricados con madera y humildad. Aportan riqueza visual, nobleza en el tacto, suavidad en los acabados, sonidos agradables al golpear... un espacio con madera es un espacio vivo, acogedor y cálido.

Cuando los materiales los fabricamos nosotras, o las familias que nos rodean, cobran además un valor emocional inigualable. Esa esquinita defectuosa porque la lija se torció, ese acabado imperfecto porque nuestras manos temblaron, ese pelo de la brocha que solo el que ha barnizado sabe dónde quedó, es información afectiva que queda grabada en el objeto para toda su vida.


Las fotos de la cocinita os darán las claves del trabajo que básicamente consistió en:

1. Dibujar y cortar con sierra un círculo con diámetro igual a la parte superior de un bol metálico. Lijar.
2. Dibujar un círculo al lado, de la medida que se desee y pintar del color elegido.
3. Barnizar todo el mueble con mucho cariño.
4. Coser un trozo de tela un dobladillo y una doblez para meter el cable para cortinas.
5. Clavar dos ganchos y enganchar el cable para cortinas (se compra en ferreterías) con la cortina ya metida.
6. Instalar un grifo (comprado o fabricado con dos tacos de madera y un par de ruedas clavadas) y encajar el bol metálico.
7. Dotar de cacharrería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú, ¿qué opinas?