-->

PALOMA MENSAJERA...



En La Caracola no celebramos las fiestas religiosas, ni los días internacionales, ni los santos. Pasamos los días de una manera natural, sin prestar mucha atención a lo que pasa en las escuelas o en el resto del mundo. Vivimos el presente de la casa, de la naturaleza, de nosotras mismas. Sólo se celebran los cumpleaños.

Hace dos días, un miércoles como otro cualquiera en La Caracola, Colin contaba el cuento de unos animales que buscaban refugio de una inundación en la rama de un árbol. Allí estábamos todas prestando atención para ver a qué rama se subía el elefante, el mono, el cocodrilo… cuando de repente una paloma blanca se posó encima de nuestras cabezas.
Nuestro asombro fue creciendo a medida que la paloma se acercaba más y más, hasta que ésta se posó en “la alcachofa” que tenemos en la entrada de la casa. Cerquita de la cesta del pan recién horneado que esperaba ser repartido entre los caracolillos. 




La Paloma se quedó con nosotras cerca de 40 minutos. Allí posada, exhibiendo sus plumas y dejando que todas nos acercáramos curiosas a mirar más de cerca. No quería pan, no quería agua. Solo quería estar aquí.
Hoy una mamá nos ha recordado que ayer fue el día de la paz. Nosotras no habíamos caído en ello…
¿Querría darnos un mensaje? ¿Sería la Paloma de la Paz en persona? ¿Por qué vino justamente ayer y no cualquier otro día?

Muchas preguntas sin respuestas pero en La Caracola pasan cosas mágicas, ya nos hemos acostumbrado. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú, ¿qué opinas?