-->

Ambiente Educativo

Una de nuestas ideas base al crear el proyecto La Caracola es que no deseamos ser escuela. No queremos una estética escolar, ni la disciplina escolar, ni la organización escolar. Nosotras no somos maestras, ni nos inspiramos en las escuelas para crear este proyecto. No tenemos nada en contra de ellas, ocurre que no nos sentimos identificadas con ese sistema y que deseamos hacer "otra cosa". Por eso nos denominamos ambiente educativo.

Existe una excepción que sí nos inspira; el de las escuelas montessorianas y las reggioemilianas, que rompen absolutamente con el estereotipo escolar en todos los sentidos. Lugares en los que el rol del adulto está bien definido y reflexionado, los espacios y materiales están dispuestos para el niño y la niña, los tiempos se viven con serenidad, lugares donde "los niños no hacen lo que quieren, si no que quieren lo que hacen" (según palabras de la Dra. Montessori).

Nuestra intención educativa nos lleva a admirar estos lugares y la energía que allí se genera, a querer latir con esos mismos pulsos y movernos por la espiral de su aparente sencillez, complejamente adquirida. Pensamos que esa es la realidad de un ambiente educativo.

En nuestra construcción del espacio, y el aterrizaje de este sueño que nos sobrevuela, os mostramos una de las habitaciones que vemos cuando miramos al futuro de La Caracola; nos gusta contemplar el movimiento, la cadencia, la energía y la concentración tan lúdica que emana este pequeño video. Es una Comunidad Montessori de 3 a 6 años: