-->

LA CARACOLA


Un lugar preparado para jugar, descubrir, compartir, dormir, bailar
comer, crecer.



Buscamos familias que deseen una alternativa educativa para sus hijos de 18 meses a 6 años.
Inicialmente, el horario será de 9 a 14. El tema de comidas y ampliación de horario se comentará en las reuniones previas.
Las cuotas mensuales estarán en torno a los 400€.
El grupo será mínimo de 10  niños/as, máximo 22, acompañados por tres educadoras con experiencia.
La zona de referencia es Rivas, estamos buscando un lugar con espacio natural amplio por los alrededores.
  El proyecto educativo se compartirá con las familias interesadas en reuniones de presentación. (Próxima reunión en la última semana de Mayo)

Contacta para sumarte a estos encuentros

MÁS INFORMACIÓN:
María Gómez
911392199//616518354

 
Deseamos:

  • Construir un espacio donde las primeras experiencias con la vida en sociedad sean amables,equilibradas, creativas y serenas.
  •  Ofrecer a nuestros hijos un nuevo modelo de enseñanza y aprendizaje .
  • Aprender a resolver conflictos desde las emociones.
  • Acompañar procesos de crianza, lactancia, apego y alimentación de otras familias.
Para ello, abrimos La Caracola en una casa donde:
  • Jugar y moverse libremente.
  • Explorar materiales de desarrollo.
  • Cantar canciones y contar cuentos.
  •  Expresarse mediante el arte.
  •  Hacer pan con nuestras manitas.
  •  Cuidar un huerto.
La Caracola es:
 
  • Un centro de juego y rela­ción.
  • Un ambiente motivador, creativo y orientado al aprendizaje voluntario y la autorregulación.
  • Un lugar para aprender sin prisas.
  • Un entorno natural con agua,  tierra y aire.
  • Una casa para experimentar y descubrir
  • Un recurso para padres y madres que desean explorar otro modo de relación con su hijos.
  • Un tiempo de juego, disfrute y contemplación para sentirse niños
  • Un espacio para correr y dejar que su cuerpo baile, salte, se moje y se ensucie sin culpa ni presión.
  • Un rincón familiar para continuar ofreciendo a nuestros hijos la confianza, respeto y libertad que se necesitan para madurar y ser felices.